[VÍDEO].¿Qué Está Pasando Con La Presunción De Inocencia En España?

En España, en lugar de, que cualquier persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, eres culpable hasta que demuestres que eres inocente:







El coordinador del Pp nacional, Fernando Martínez Maíllo, ha asegurado en anilla de prensa detrás la renuncia de Pedro Antonio Sánchez tal árbitro murciano que se está “arrasando” la presunción de inocencia. La Guerra Civil y la contienda por la conservación trasero inundaron España de analfabetos. Las prioridades eran otras… Afortunadamente, no saber leer ni escribir dejó de ser un problema. La contrariedad hoy en día es el analfabetismo cómodo, que, dicho de forma bastante resumida, es la incapacidad de una mujer para utilizar su capacidad de lección, entre otras aptitudes, de forma eficiente, es decir, para entender lo que acaba de leer.

Viene a infundio esto que digo porque uno de los problemas que tenemos en este país es que nos gusta emitir juicios en caliente falto pararnos muchas veces a pensar qué es fielmente lo que nos están diciendo y cuáles son las consecuencias de eso que está pasando.

Esta hebdómada, tras levantar el togado parte del secreto del sumario del acontecimiento Púnica y, concretamente, de lo que fue la explicación del empresario Marjaliza en la trama, hemos conocido detalles de una red que presuntamente –siempre presuntamente– cobraba comisiones a cambo de la recalificación de terrenos en municipios de la Comunidad de Madrid.

Todos sabemos lo atractivo que resulta ver a un ‘arrepentido’ volcar gran parte de la culpa a unos terceros que nos gustaría fueran condenados mañana mismo. Pero no nos paramos a pensar en el daño que hace entregar una asesoría casi con categoría de certeza absoluta a la que eternamente habrá quien dé una credibilidad total falto pensar que el que la ofrece es parte interesada y debería demostrar todo lo que dice.

Y digo yo: ¿Creen ustedes que todo el mundo habrá conocido entender la explicación de Marjaliza tanto el testimonio de una parte interesada que, además, no ha presentado ninguna prueba de lo que dice o muchos habrán tribunal y condenado ya a todos los mentados? ¿Es de fiar un hombre que ha acordar con la Fiscalía que se reduzca su pena a cambio de poner el punto de mira en otros tantos? ¿Qué credibilidad tiene un arrepentido que se sabe va a tener beneficios con su inculpación?

Sé que ahora mismo, muchos de ustedes pueden encontrarse pensando que el interesado soy yo y que uno de los implicados en la trama Púnica es amigo mío o tiene mis simpatías. Vaya por delante que nada de eso y que, pero no era necesaria esta demostración porque muchos volverán a pensar aquello de excusatio non petita, accusatio manifesta, he sentido la necesidad de explicarme porque en este país uno es condenado diga lo que diga.

Que Marjaliza haya echado toda la mierda que ha podido sobre uno parlamentarios y alcaldes del Pp y del Psoe es cierto dado que está actuando en legítima defensa. Actualmente todo depende del togado, de lo que quiera hacer y de la credibilidad que dé a una afirmación no basada en pruebas. Es de esperar que evidentemente haya podido dar pistas y que el trabajo y la búsqueda contrastada de la Agente lleven a los chorizos a la cárcel.

Pero lo dicho, será el togado el que dicte sentencia aunque la opinión pública, escuchado lo dicho en los programas de radio por tertulianos y libre, lo visto en los programas de televisión y lo enterado en las redes sociales y en los exégesis de las noticias, hoy les haya juzgado a todos.

Es difícil regular junto una libertad de aviso que defiendo tal profesional de esto, pero quizás los jueces deberían examinar la ósmosis de pruebas tal la afirmación de este empresario madrileño implicado presuntamente en una trama corrupta para que los medios, ulteriormente, las publiquen como una confirmación comprobada porque siempre habrá quien lo dé todo por válido.

La presunción de inocencia hace espacio que dejó de estar en España. En cuanto una ser sale una vez en televisión o es nombrada en una enunciación, ahora es incurso para la calle. Y esto no es así.

Para completar y cambiando de tercio, un palurdo eficaz no sabe seguir unas instrucciones escritas o leer un artículo en un periódico. Y yo debo de ser un zote sencillo en grado máximo porque sigo escaso entender, y mira que lo intentan desde el independentismo vasco y catalán, que se dé rango de autoridad, inclusive moral, a un saboteador por mucho que haya desembolsado con la cárcel sus delitos.

La “pena de telediario” que ejemplar en los medios de comunicación a personas siendo detenidas o siendo conducidas a dependencias judiciales esposadas podrían tener sus días contados si se aplican sanciones a modo la que acaba de conceder el Consejo General del Poder Judicial a un exalcalde por no evitar el árbitro que la prensa captara su imagen apresar. Recibirá cuarenta euros.




Según publicaba José Antonio Hernández en el diario El País, el exalcalde de Quartell (Valencia), Francisco Huguet, del Pp, reclamaba al Estado 40.000 euros por los daños producidos a su imagen durante su arresto en una operación sobre un supuesto recaudo de comisiones ilegales. Los medios de comunicación captaron su aspecto en el tiempo que dos policías le escoltaban encadenar hacia el Juzgado de Instrucción 1 de Sagunto (Valencia). Y, actualmente, el Cgpj le ha dado la razón, ya tendría que dársela el Estado para cobrar la remuneración.

El Poder Judicial subraya que para las detenciones y traslados de presos existe un “protocolo” preceptivo que no fue respetado por la detective legislativo, “lo que propició”, destaca esta instauración, “que los medios de comunicación captasen imágenes” de Huguet “en el exterior del palacio de justicia de Sagunto en el tiempo que iba aherrojar y juntarse de dos policías”. Y, por ello, asegura que la gendarme y el tribunal debieron evitar ese escenario y abrigar su intimidad.

(Visited 1.701 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *